lunes, 28 de octubre de 2013

Perrenoud y la computación

Nuevas competencias para enseñar

8-. Utilizar las nuevas tecnologías
·      Utilizar programas de edición de documentos
·      Explotar los potenciales didácticos de programas en relación con los objetivos de los dominios de enseñanza
·      Comunicar a distancia a través de la telemática
·      Utilizar los instrumentos multimedia en su enseñanza

“Si no se pone al día, la escuela será descalificada” Es el título de una revista de informática. ¿Podemos decir que “Si el Christa McAuliffe no se pone al día, será descalificada”?

Los dos principios que se formulan son:
1.     Los niños nacen en una cultura de hacer “click”. El deber de los profesores es integrarse al universo de los alumnos.
2.     Si la escuela ofrece una enseñanza que ya no resulta útil en el exterior, corre el riesgo de descalificarse. Por lo tanto, ¿cómo queremos que los niños confíen en ella?

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) transforman de manera espectacular nuestra manera de comunicarnos, y, por tanto, de trabajar, decidir y pensar.
Hacer caso omiso de las nuevas tecnologías en un referencial de formación continua o inicial sería injustificable. Ponerlas en el centro de la evolución del oficio de profesor, sobre todo en la escuela primaria, sería desproporcionado respecto a otros objetivos.

El referencial al cual me refiero aquí ha elegido cuatro entradas bastante prácticas:
·       Utilizar programas de edición de documentos.
·       Explotar los potenciales didácticos de los programas en relación con los objetivos de la enseñanza.
·      Comunicar a distancia mediante la telemática.
·      Utilizar los instrumentos multimedia en su enseñanza.



La informática en la escuela: ¿disciplina de pleno derecho, habilidad o simple medio de enseñanza?

La escuela tiene bastante trabajo con lograr sus objetivos actuales, incluso los fundamentales, como el dominio de la lectura o el razonamiento.

¿Qué lugar tenemos que dar a las nuevas tecnologías cuando no se pretende enseñarlas como tales?

Del uso sencillo y cotidiano de las tecnologías en clase, se esperan efectos de familiarización y formación en informática.

Es deber del docente desarrollar nuevas actividades, posibles únicamente con tecnologías y programas nuevos, por ejemplo la navegación por la World Wide Web.



Utilizar programas de edición de documentos
Tradicionalmente, la enseñanza se basa en documentos. Un profesor poco inventivo se contentará con utilizar los manuales y otros «libros del maestro» propuestos por el sistema educativo o los editores especializados. Incluso entonces, es probable que no escape por mucho tiempo a las nuevas tecnologías, en la medida en que los documentos impresos serán cada vez más completos, puestos al día, incluso completamente remplazados, por documentos grabados bajo forma digital, puestos a disposición en CD-ROM o en una red.

¿Para qué colocar mapas, por ejemplo, si se pueden usar imágenes proyectadas vía satélite?

La habilidad del docente radica en saber qué hay disponible; moverse en ese mundo de opciones y elegir.


Los profesores pueden construir directamente páginas web. Actualmente ya no es necesario dominar el lenguaje estándar (el lenguaje que entienden todos los navegadores web, llamado HTML, Hyper Text Markup Language).



Explotar los potenciales didácticos de los programas en relación con los aprendizajes esperados de la enseñanza


Esta fórmula un poco abstracta, intenta cubrir el uso didáctico de dos tipos de programas: los que están hechos para enseñar o hacer aprender (software educativo) y los que tienen finalidades más generales que pueden ser orientadas a fines didácticos.

A los programas que automatizan una parte del trabajo escolar clásico, se suman los que simulan situaciones complejas. Hoy en día, se pueden formar pilotos, médicos, ingenieros, fontaneros, militares o cargos de responsabilidad, gracias a simuladores muy realistas de situaciones complejas.
Otros programas orientados hacia el aprendizaje ofrecen soportes a tareas más abiertas, por ejemplo, construcción geométrica, modelado científico, composición de textos, o de crucigramas, o melodías. Otros incluso facilitan el acceso a una documentación o al tratamiento de datos numéricos o cartográficos.

Freinet desarrolló el uso de la imprenta en clase, para que los alumnos se enfrentaran a actividades de producción textual. Hoy en día obtenemos el equivalente con un ordenador, un programa de tratamiento de texto o de PAO y una impresora.

Las primeras competencias de un profesor, en este dominio, son ser:

·      Un usuario prevenido, crítico, selectivo de lo que proponen los especialistas de programas informáticos.
·      Un usuario de programas informáticos que facilitan el trabajo intelectual en general y en una disciplina en concreto, con una familiaridad personal y bastante imaginación didáctica para desviar estos instrumentos de su uso profesional.


Comunicar a distancia mediante la telemática

Freinet, otra vez él, desarrolló la correspondencia escolar. Sin desaparecer bajo su forma epistolar, ahora se extiende al correo electrónico.
Progresivamente, el escrito deja lugar a los mensajes orales y a las imágenes: es una simple cuestión de rendimiento de líneas. También se puede ir hacia la conversación en directo, como en el teléfono, o la videoconferencia, con los cuales se equipan las empresas y otras instituciones que trabajan en numerosos lugares.



Utilizar los instrumentos multimedia en su enseñaza


Actualmente, las presentaciones multimedia son espectáculos de «sonidos y luces» cada vez más sofisticados, en los cuales se pueden incorporar elementos de síntesis.

¿En qué consiste la competencia de los profesores? Sin duda, en utilizar los instrumentos multimedia ya disponibles, desde el banal CD-ROM hasta animaciones o simulaciones más sofisticadas en total empatía con los aprendizajes esperados y/o los intereses de los alumnos.


Quizás también en desarrollar en este dominio una apertura, una curiosidad y, ¿por qué no?, deseos. La creatividad es herramienta vital en el desarrollo de los niños, la tecnología es una puerta estupenda para el desarrollo de la misma. No sólo el desarrollo sino también la publicación, promoción y exposición.

1 comentario:

  1. Interesante artículo Sol, gracias por compartir. Pienso que el quid es utilizar la TIC como una herramienta más, no la única ni la mejor, para facilitar el aprendizaje de los alumnos.
    Yo que soy del siglo pasado no dejo de maravillarme de las potencialidades de esta maravillosa herramienta en educación.
    A continuación una cita de edutopia:
    "Cuando la integración de la TIC está en su mejor momento es cuando los niños y su maestra no se detienen a pensar que están usando alguna herramienta tecnológica. Cuando se vuelve una segunda naturaleza".

    ResponderEliminar